logo_sotelo
Edit
Sotelo-template-AF-1200px

About Us

We must explain to you how all seds this mistakens idea off denouncing pleasures and praising pain was born and I will give you a completed accounts off the system and expound.

Prolapso genital

El prolapso genital y su tratamiento han sido siempre un importante capítulo de la uroginecología. Muchas mujeres padecen esta condición de manera silenciosa, sin conocer las implicaciones clínicas ni las alternativas de tratamiento disponibles hoy en día para corregirla quirúrgicamente.

¿Qué es el prolapso genital? Consiste en el descenso a través de la vagina de los órganos pélvicos, secundario a un debilitamiento en el soporte del piso pélvico. Este descenso puede presentarse en una o en varias de las siguientes zonas:

Descenso de la uretra y/o la vejiga.

Descenso del útero o de la cúpula vaginal.

El intestino desciende comprometiendo la vagina.

¿A qué se denomina piso pélvico?

Es un conjunto de músculos, ligamentos, tejido conectivo y nervios que permiten el soporte, control y la adecuada función del útero, la vagina, la uretra, la vejiga y el recto.

¿Cuáles son las causas del prolapso?

No existe una causa única, pero se han identificado varias condiciones predisponentes que pueden presentarse de manera simultánea:

  • Traumas durante el parto vaginal, multiparidad o fetos grandes (más de 4 kilos).
  • Mala calidad de los ligamentos y músculos de soporte de los órganos pélvicos.
  • Alteraciones hormonales (menopausia).
  • Obesidad, edad avanzada o cirugías pélvicas previas.
  • También puede presentarse en mujeres jóvenes, sin hijos, cuando hay antecedentes de patologías neurológicas, antecedentes familiares o enfermedades de colágeno.

¿Cuáles son los signos y síntomas?

Dependiendo del tipo de prolapso la sintomatología varía, pero hay algunos signos y síntomas evidentes que puede comentarle a su uroginecólogo:

  • Sensación de peso vaginal o dolor en el bajo vientre.
  • Sensación de un bulto en los genitales.
  • Dificultad, dolor o insatisfacción en las relaciones sexuales.
  • Estreñimiento o alteraciones en la defecación.
  • Pérdida involuntaria de la orina, aumento de la frecuencia urinaria, urgencia de ir a orinar o sensación de no evacuación completa de la vejiga.

¿Cuáles son las causas del prolapso?

¿Cuáles son los signos y síntomas?

No existe una causa única, pero se han identificado varias condiciones predisponentes que pueden presentarse de manera simultánea:

Dependiendo del tipo de prolapso la sintomatología varía, pero hay algunos signos y síntomas evidentes que puede comentarle a su uroginecólogo:

  • Traumas durante el parto vaginal, multiparidad o fetos grandes (más de 4 kilos).
  • Mala calidad de los ligamentos y músculos de soporte de los órganos pélvicos.
  • Alteraciones hormonales (menopausia).
  • Obesidad, edad avanzada o cirugías pélvicas previas.
  • También puede presentarse en mujeres jóvenes, sin hijos, cuando hay antecedentes de patologías neurológicas, antecedentes familiares o enfermedades de colágeno.
  • Sensación de peso vaginal o dolor en el bajo vientre.
  • Sensación de un bulto en los genitales.
  • Dificultad, dolor o insatisfacción en las relaciones sexuales.
  • Estreñimiento o alteraciones en la defecación.
  • Pérdida involuntaria de la orina, aumento de la frecuencia urinaria, urgencia de ir a orinar o sensación de no evacuación completa de la vejiga.