Para ellos: Papiloma hirsutoide vs. VPH

Facebooktwitterlinkedinmail

papiloma hirsutoide

En el glande deben diferenciarse aquellas protuberancias que corresponda a verrugas producidas por el Virus del Papiloma Humano y aquellas conocidas como pápulas perladas (papilomas hirsutoides).

Éstas últimas son glándulas sebáceas modificadas, ubicadas alrededor de la corona del pene y en la superficie interna del prepucio del órgano genital masculino. Es un fenómeno fisiológico sin ningún potencial maligno. Su distribución es variada, desde dos únicas filas más o menos definidas (una superior y una inferior), hasta distribuciones aparentemente más azarosas. Es poco frecuente que se manifiesten en todo el glande. No es una enfermedad de transmisión sexual ni su aparición se relaciona con dicha actividad ni debido a mala higiene personal. Las protuberancias son muy sensibles, lo que puede llegar a causar molestia. Estas pápulas persisten durante toda la vida, disminuyendo su visibilidad conforme avanza la edad. lesión VPH   Por su parte, las verrugas producidas por el Virus del Papiloma Humano son rugosas, en forma de coliflor, secas y de color desigual al resto de la piel. Y cuando existe escozor, dolor o ardor, se relaciona automáticamente con condilomas por ello se debe acudir a urólogo si tienen dudas y si ha tenido sexo sin preservativo. Las lesiones o verrugas en forma de coliflor pueden aparecer semanas o meses después del contacto sexual. Se presentan regularmente alrededor del ano, pene, escroto, testículose ingle. No obstante, no todas las cepas el virus producen lesiones. Finalmente, un hombre puede tener el tipo de VPH que causa verrugas genitales y nunca desarrollarlas pero sí contagiar. Usualmente, los hombres son reservorios pasivos del virus, es decir, no presentan ningún síntoma.