Doctor Sotelo a las puertas del Clásico del Caribe

Facebooktwitterlinkedinmail

La historia del castaño doctor sotelo

“Omar y yo ya nos habíamos hecho amigos. Siempre, hay una conexión especial
con mis pacientes, se crea mucha intimidad, cercanía. Pero en el caso de Omar Rosillo, sus ganas de vivir, sus ganas de avanzar a pesar de su criticidad médica, su visión
de futuro, me marcaron. Para él, siempre había un mañana.

Y el mañana, es el día de la carrera, es la historia detrás de ese caballo, su crack,
de nombre Doctor Sotelo, que sigue avanzando para honrar lo que signfica la amistad, la celebración de los momentos y de la vida. Omar, aunque no está físicamente, siempre estará presente.

Omar Rosillo llegó a consulta con un cáncer de próstata muy avanzado, agresivo;
sin embargo, luego de operarlo, se logró alargar su vida, por unos dos años.  Lo operé en Los Ángeles, pero lo conocí en Venezuela.

Primera consulta y enseguida, coordinamos para que se fuera a Los Ángeles. Lo operé, en Verdugo Hills Hospital. Coincidía esa semana de la operación, con otro paciente muy querido, Francisco Piñera. Siempre los ubico en el mismo hotel, en el mismo piso,

y les digo: estás acompañado con otro de mis pacientes. Los presento, hago el enlace con sus esposas, los invito a comer, y simplemente se crea la magia, como venezolanos; enseguida, la amistad comienza, y el proceso de acompañamiento
y de la certeza de una buena recuperación, inicia desde antes de la operación, en compañía, con afecto.

Después, simplemente los acompaño en el proceso. Y durante ese después,
un día me dijo: Tengo un crack de carrera, y quiere ponerle en honor a ti, Doctor Sotelo. ¿Lo permites?. Le dije: Si te hace feliz, está bien. Eso, es lo que importa. Luego, las personas me decían, ¿estás loco, y si pierde? . Lo relevante era el significado de la dimensión del afecto, de la honra de la amistad que habíamos logrado.

El caballo ganó debutando y ahora estamos a la puerta del clásico del Caribe,
con este crack que aunque lleve de nombre Doctor Sotelo, capitaliza la palabra respeto y amistad.

Recuerdo, el día del debut del caballo, Omar, vino de Maracay, bajo quimioterapia,
y solo hablaba de su visión de futuro, de la posibilidad de su caballo galopando en grande. Su futuro es presente. Su sueño se comparte entre su familia y su caballo castaño.

El día del clásico del Caribe, la gran apuesta es la de Omar: avanzar
a pesar de la dificultad. Ese fue su gran legado. La única energía posible
es la del entusiasmo de todos, al grito unísono: VAMOS DOCTOR SOTELO, VAMOS”.

Ficha técnica del Paciente:

Nombre: Omar Rosillo
Patología: Cáncer de Próstata
Tratamiento: Quirúrgico: Prostatectomía . Post Quirúrgico: Quimioterapia
Historia que nos une: Avanzar a pesar de los obstáculos, su familia, amigos heredados y un caballo de nombre Doctor Sotelo.

Doctor Sotelo a las puertas del Clásico del Caribe