Cómo lidiar con la migraña

Facebooktwitterlinkedinmail

migrana2La migraña es un tipo de dolor de cabeza que puede ocurrir con síntomas como náuseas, vómitos o sensibilidad a la luz. En muchas personas, se siente un dolor pulsátil únicamente en un lado de la cabeza. La enfermedad afecta al 20% de las mujeres y el 10% de los hombres, cifras que no experimentan grandes variaciones entre países. La OMS reconoce que los dolores de cabeza no son percibidos por la sociedad como un problema “serio”, debido a que suelen darse de forma intermitente, no causan la muerte y no son contagiosos. Aunque la migraña puede iniciarse a cualquier edad, generalmente empieza en personas entre 10 y 30 años de edad. A veces desaparece después de los 50 y es más frecuente en mujeres que en varones. En general, el dolor de la migraña es más grave que las cefaleas tensionales. Causas Las causas desencadenantes son difíciles de identificar y diferentes en cada personas, pero las más frecuentes son:

  • Herencia: En algunas formas especiales de migraña ya se ha identificado el gen que la transmite situado en el cromosoma.
  • Edad: En la infancia la migraña se presenta por igual en niños y niñas. A partir de la pubertad y debido a los cambios hormonales, se dispara la incidencia de migraña en las mujeres.
  • Estrés y ansiedad.
  • Hormonas: La migraña suele empeorar con la ovulación y la menstruación, así como con la toma de anticonceptivos orales. El embarazo, sin embargo, suele mejorar transitoriamente la migraña y muchas mujeres mejoran extraordinariamente cuando desaparece la menstruación (menopausia).
  • Ingestión de alcohol y dieta: Algunos alimentos y bebidas pueden desencadenar ataques de migraña. Por ejemplo, el alcohol, especialmente el vino tinto o burdeos; las comidas con glutamato monosódico MSG; productos que contienen tiramina; o las carnes en conserva con nitratos.
  • Factores medioambientales: El tiempo o los cambios de temperatura, las luces deslumbrantes o las fluorescentes, las pantallas de ordenador, los fuertes olores y las elevadas altitudes.

Síntomas Las alteraciones en la visión o aura se consideran un signo de advertencia de que una migraña está por venir. El aura ocurre en ambos ojos y puede involucrar cualquiera de los siguientes aspectos:

  • Un punto de ceguera temporal
  • Visión borrosa
  • Dolor ocular
  • Visión de un túnel

Otros signos de advertencia son el bostezar, dificultad para concentrarse, náuseas y problemas para encontrar las palabras adecuadas. No toda persona que padece migrañas presenta un aura. Aquellas que sí, normalmente experimentan una alrededor de 10 a 15 minutos antes del dolor de cabeza. Sin embargo, un aura puede ocurrir simplemente desde unos cuantos minutos hasta 24 horas antes. No siempre un aura antecede a un dolor de cabeza. Los dolores de cabeza normalmente:

  • Comienzan como un dolor sordo y empeoran en cuestión de minutos a horas.
  • Se sienten pulsátiles, palpitantes, que laten con violencia.
  • Son peores en un lado de la cabeza con dolor por detrás del ojo o en la parte posterior de la cabeza o el cuello.
  • Duran de 6 a 48 horas.

Los síntomas pueden persistir aun después de que la migraña haya desaparecido. Esto se llama resaca migrañosa. Los síntomas pueden abarcar:

  • Sentirse embotado mentalmente, como que el pensamiento no es claro ni brillante.
  • Necesidad de dormir más.
  • Dolor de cuello.

Tratamiento No existe una cura específica para las jaquecas o migrañas. El objetivo es tratar los síntomas de la migraña de inmediato y prevenirlos evitando o alterando los factores desencadenantes. Tratar un ataque Los analgésicos de venta libre como el acetaminofeno (paracetamol), el ibuprofeno o el ácido acetilsalicílico (aspirin) a menudo ayudan, especialmente cuando la migraña es leve. Sin embargo, tenga en cuenta que:

  • Tomar medicamentos más de tres días a la semana puede ocasionar cefaleas de rebote. Se trata de dolores de cabeza que siguen reapareciendo debido al consumo excesivo del analgésico.
  • Tomar demasiado paracetamol puede causarle daño al hígado.
  • Demasiado ibuprofeno o ácido acetilsalicílico (aspirin) puede irritar el estómago.

Si estos tratamientos no ayudan, consulte con el médico sobre medicamentos recetados, como aerosoles nasales, supositorios o inyecciones. Algunos medicamentos para la migraña constriñen los vasos sanguíneos. Si usted está en riesgo de sufrir ataques cardíacos o tiene cardiopatía, consulte con el médico antes de usar estos medicamentos. Algunos medicamentos para las migrañas no los deben usar las mujeres embarazadas. Hable con su médico acerca de cuál medicamento es adecuado para usted si está embarazada. Durante la crisis Reposa en un ambiente tranquilo, evita el ruido y la luz excesiva, aplica compresas frías sobre la cabeza, tome la medicación acordada con el médico y permanece quieto hasta que disminuya la sintomatología.