Nefrectomía Parcial

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Por Dr. Alberto Blas Reina Este tipo de cirugía es el tratamiento de preferencia para pacientes con cáncer de riñón en etapa inicial. Los estudios han demostrado que los resultados a largo plazo son aproximadamente los mismos que los que se obtienen cuando se extirpa el riñón por completo. Los riñones son una par de órganos vitales que realizan varias funciones para mantener la sangre limpia y químicamente equilibrada. Tiene forma de frijol; cada uno más o menos del tamaño de un puño. Se localizan cerca de la parte media de la espalda, justo debajo de las costillas, y sirven para eliminar los desechos y agua de la sangre para formar orina. El cáncer de riñón es más común en personas entre 50 y 70 años de edad y tiende a ser más frecuente en hombres. timberlands for sale uk En Latinoamérica, el país con más alta incidencia de cáncer de células renales es Uruguay. En la actualidad, la mayoría de los tumores renales son asintomáticos y se detectan accidentalmente durante un examen de imagenología, por lo general, en busca de causas no relacionadas. Se desconoce exactamente cuál es la razón de la aparición de células cancerosas en el riñón. Los factores de riesgo más comunes incluyen el tabaquismo, factores hereditarios y hemodiálisis. El tipo de tratamientos(s) que su médico recomendará dependerá de la etapa en que se encuentre el cáncer, así como de su estado de salud general. Etapas I,II,III. Por lo general, estos cánceres se extirpan mediante cirugía siempre que sea posible. Una nefrectomía es la extracción quirúrgica de un riñón. En una nefrectomía parcial, se extirpa una parte del riñón o un tumor (tumorectomía). Si el cáncer ha crecido hacia las venas cercanas (como sucede con algunos casos de cáncer en la etapa III), puede que el cirujano requiera corta estas venas para extraer el cáncer por completo. Si el tumor principal se puede extirpar, pero el cáncer se ha propagado ampliamente a otro lugar, la extirpación del riñón puede ser útil. A esto probablemente le seguirá terapia sistémica, lo que pudiera consistir en una de las terapias dirigidas o terapia con citosina (INTERLEUCINA.2 O INTERFERÓN). Con mayor frecuencia, la terapia dirigida se usa primero. No ésta claro si alguna de las terapias dirigidas o alguna secuencia particular es mejor que otra, aunque el temsirolimus parece ser el más útil en las personas con cánceres de riñón que tiene un pronóstico más desfavorable. Etapa IV. El cáncer de riñón en etapa IV significa que el cáncer ha crecido desde el riñón para propagarse fuera de la capa fibrosa que rodea el riñón y el tejido graso adyacente y pudo haber crecido hacía la glándula suprarrenal. Esto también puede significar que el cáncer se propagó del riñón a otros órganos. El tratamiento para el cáncer de riñón en etapa IV depende de la extensión del cáncer y el estado general de la salud de la persona. En algunos casos, la cirugía puede ser aún parte del tratamiento. Para algunos pacientes, los tratamientos paliativos, como la embolización o la radioterapia, podrían ser la mejor opción.

Estadios Cáncer Riñón - Nefrectomía parcial

Nefrectomía parcial (Cirugía para preservar la nefrona) En este procedimiento, el cirujano extirpa solo la parte del riñón que contiene cáncer, dejando intacta la parte restante del órgano. Al principio, este método solo se empleaba cuando existía razón para no extirpar el riñón completo. Esto incluía a personas con cáncer en ambos riñones, personas con solo un riñón y que habían desarrollado cáncer en este, así como personas que ya habían tenido una reducción en su función renal por alguna otra razón o en personas que eran propensas a desarrollar cáncer en el otro riñón en un futuro. Este tipo de cirugía es el tratamiento de preferencia para pacientes con cáncer de riñón en etapa inicial. Los estudios han demostrado que los resultados a largo plazo son aproximadamente los mismos que los que se obtienen cuando se extirpa el riñón por completo. El beneficio optimo es que el paciente mantenga la mayor parte de su función renal, ya que al quitar un riñón completo, el riñón que queda debe asumir su función y eso lo pone en riesgo de disfuncionar, con el desarrollo subsecuente de enfermedades como la hipertensión y aumento del riesgo cardiovascular. Esta cirugía se hace en el hospital mientras el paciente se encuentra dormido y si dolor (anestesia general). El procedimiento puede durar 2 o más horas. Anteriormente, esta cirugía se realizaba a través de una incisión de aproximadamente 8 a 12 pulgadas de longitud en la parte frontal del abdomen, justo por debajo de las costillas. cheap mu Legend zen Actualmente este procedimiento se puede realizar con técnicas mínimamente invasivas con laparoscopia o cirugía robótica a través de tres o cuatro cortes pequeños, por lo regular no mayores de 1 pulgada cada uno, en el abdomen y en el costado. buy mu legend zen Cuando este abordaje se realiza por médicos con experiencia, técnica es tan efectiva como la cirugía abierta y usualmente incurre en una hospitalización menos prolongada, así como implica una recuperación más rápida, menos dolor después de la operación y una reincorporación más temprana a sus actividades cotidianas.