Lo que debes saber sobre la próstata

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

La próstata se ha convertido en un fantasma que gravita sobre las preocupaciones masculinas. Sin embargo, lo cierto es que al adentrarnos en la información sobre esta glándula, que únicamente se encuentra en los hombres, su aura de misterio comienza a desaparecer. ¿QuVistadeLaprostataé es la próstata? Es un órgano masculino que se localiza por delante del recto y por debajo de la vejiga. Está formado por células especializadas en producir el líquido del semen, el cual protege y nutre a los espermatozoides. Consta de dos partes: 1) Porción externa Representa el 30% del órgano, está constituida por tejido fibromuscular y está recubierta por lo que se conoce como cápsula, que es una delgada membrana de tejido fibroso. 2) Porción interna Formada por glándulas y conductos constituye el 70% restante.   Se divide en dos lóbulos: Derecho e izquierdo, los cuales están separados por un surco medio que es palpable a través del tacto rectal.   ¿Dónde está la próstata? La próstata se localiza debajo de la vejiga, detrás del hueso del pubis del recto. Rodea la primera parte de la uretra, el conducto por donde se evacuan la orina y el semen. A ambos lados hay nervios y vasos sanguíneos. Debajo de la próstata se encuentra un conjunto de fibras musculares circulares que constituyen eDondeestalaprostatal esfínter urinario y que evitan la salida de la orina al toser, al moverse, o al realizar actividades físicas. Una característica de la próstata es que en varias etapas de la vida aumenta de tamaño. En el nacimiento tiene el tamaño de un grano de caraota. A lo largo de la infancia y de la adolescencia continúa creciendo, hasta alcanzar las dimensiones de un adulto; entonces llega a medir aproximadamente 3 centímetro de largo, 4 centímetros de ancho y 2 centímetros de espesor y pesa alrededor de 20 gramos. Mantiene ese volumen hasta que el hombre llega a los 45 años de edad cuando comienza a crecer nuevamente, lo cual puede causar una reducción en la luz de la uretra y por lo tanto, dificultades para el vaciamiento de la orina o micción. Para su estudio, la próstata se divide en 5 áreas: área central, periuretral, transicional, periférica y fibromuscular.   ¿Para qué sirve la próstata? Aunque todavía la medicina tiene por delante el reto de esclarecer completamente el papel de la próstata, se sabe que sobre ella recaen dos importantes tareas: producir una buena cantidad de la parte líquida que compone el semen y secretar sustancias nutritivas vitales para los espermatozoides y, por tanto, para la reproducción.

tamanoyareas

Relación con el sistema reproductor La próstata forma parte del itinerario que tienen que cumplir los espermatozoides dentro del organismo. Ellos, que se originan en los testículos, viajan a través del conducto deferente y luego pasan por la uretra que, como un túnel, atraviesa la próstata de un extremo a otro. Las vesículas seminales, por su parte, producen un líquido que también se drena dentro de la próstata. La uretra conduce este líquido hacia el exterior. Durante el orgasmo, el líquido prostático se mezcla con el de las vesículas seminales y se une con el esperma para formar el semen. Las contracciones del músculo prostático posibilitan la eyaculación, gracias a la cual el semen es expulsado a través de la uretra hacia afuera del pene. Relación con el sistema urinario Una vez que los riñones filtran la sangre para limpiarla de las impurezas, producen la orina, que se almacenarán en la vejiga para luego viajar por la uretra hacia el exterior. Precisamente porque la uretra atraviesa la próstata, cualquier crecimiento de esta última la va a comprimir y va a causar dificultades para orinar. Al igual que todos los órganos del cuerpo humano, la próstata puede verse afectada por varias enfermedades. Entre ellas las más frecuentes son la inflamación de diferentes orígenes (prostatitis), el crecimiento benigno que produce obstrucción, llamado hiperplasia prostática benigna (HPB), y el cáncer. Fuente: Extracto libro No Le Tenga Miedo al Dedo por Dr. René Sotelo